La FM Payunia 88.1 nació hace unos 30 años. Esta radio tiene una nutrida e interesante historia, ya que no solo fue la primera del departamento, sino también del sur mendocino. Sus estudios están ubicados en la misma zona de LV 19 Radio Malargüe. Por allí pasaron varios operadores y locutores, pero con el paso del tiempo la radio comenzó a perder fuerza.

Hace aproximadamente unos 3 o 4 años FM Payunia dejó de tener programación propia, por lo que se perdió el financiamiento de los auspiciantes. No obstante, al ser una radio Nacional, como lo es LV 19, continuó con vida.

En las últimas horas se tomó conocimiento a través del Facebook de la radio que dejaba de funcionar como emisora local y que la programación será de Buenos Aires. Esta noticia generó resignación, impotencia y tristeza en un sector de la comunidad, ya que muchos oyentes guardan lindos recuerdos de los distintos programas que repercutieron en distintos hogares de Malargüe.

En lo que respecta al personal que trabajaba en la FM se ha ido reubicando con el tiempo en la LV 19, por lo que no hay información sobre despidos.

Desde este medio se intentó dialogar con el director de la radio, Eduardo Castón, para conocer los detalles de esta decisión y si se espera poder ponerla en marcha nuevamente, pero optó por no hacer declaraciones.

A continuación compartimos algunas líneas escritas por los mismos trabajadores de FM 88.1 Payunia.

Un sueño de radio

Que sabrán? de tu historia Payunia, aquellos q tomaron la decisión de cambiar la eterna compañía de tu música para transformarte en una portadora de voces extrañas q nada tienen que ver con Malargüe.

Sabrán acaso? que allá por finales de los 80′ un grupo de personas tomó la iniciativa de levantar un estudio para tener en Malargüe la primera F.M. del sur provincial.

Sabrán acaso? quienes eran esta personas que pusieron su arte al servicio del arte: Eduardo técnico, Héctor, Enrique que hicieron vibrar tu frecuencia en esta tierra.

Luego llegarían otros con un montón de sueños para acoplarlos a la aventura que iniciaba, con una primera transmisión de 6 horas, luego 12 hasta llegar a las tan anheladas 24 horas, todo un logro.

Se sumaron operadores como Claudio, Carlitos, Iván, Gabriel y junto a ellos un puñado de chicos que ad honorem llenaron de juventud el aire de Malargüe. Marcela, Ricardo, Alejandro, Eduardo y tantos otros que contribuyeron a cimentar un verdadero prestigio entre los medios.

Sabrán acaso? que fuiste formadora de profesionales que hoy se desempeñan en otros medios o en la hermana mayor L.v.19, y que a través suyo podrás sentir un poco de Payunia.

Sabrán acaso? de los diversos slogans que le dieron identidad a los tiempos de radio a lo largo del tiempo: ” Payunia una señal de vida “, ” Payunia la primera en el dial” y en los últimos tiempos: “Payunia la música es mi lenguaje”.

Sabrán acaso? que su nombre está íntimamente asociado a la conservación de la naturaleza, pues cuando poco sabían de la existencia de este, hoy santuario natural, el grupo de soñadores que le dió vida a la FM le dieron ese nombre para justamente potenciar y poner en valor ese paisaje único en el mundo.

Sabrán acaso? de las generaciones que crecieron con su música desde este recóndito sur mendocino.

Sabrán acaso? que tuvimos presencia nacional a través de los reportes para los distintos ranking musicales del país.

Sabrán acaso? de la inmensa producción de programas, con cassette, discos de vinilo, cinta abierta para ir evolucionando hasta la digitalización, pero siempre con el mismo amor y entrega para los seguidores de la frecuencia: “lentos en estéreo, montañas de amor, rock de acá, subí el volumen y tantos otros que están guardados en la memoria de aquellos, ayer jóvenes oyentes, hoy maduros y nostalgiosos amantes de la radio.

Sabrán acaso? lo que significan tres décadas ininterrumpidas de radio, haciéndole compañía a generaciones que hoy serán parte del recuerdo en la mesa familiar, cuando en esa conversación llena de nostalgia, alguien entrado en años diga a los más jóvenes: yo escuchaba siempre Payunia F.M.

Sabrán acaso? que quienes amamos a Payunia guardamos la esperanza simple que desde lo meramente técnico se levante un potenciómetro, se abra un micrófono y se vuelva a escuchar Payunia una señal de vida y emulando a Lerner y a Pappo: volver a empezar y caminar juntos a la par!!!!!

Comentarios