“Agua corriente, no mata gente; agua sin correr, puede suceder”.  Y así les sucedió a los vecinos del barrio Virgen de los Viento, quienes durante más de dos semanas no tuvieron suministro de agua.

Según vecinos de la zona, no es un problema de ahora sino de larga data, por lo menos, dos años.  Según testimonios de quienes allí viven, el año pasado se llevó a cabo una reunión donde estuvieron presentes referentes del municipio, además de vecinos del barrio, entre ellos el director de Obras Públicas Horacio Marinaro, quien en su momento sugirió la idea de realizar un pozo de agua o llevar una cañería con un caño de mayor diámetro.

Las ideas no fueron factibles por falta de presupuesto, según relató Marcos Morales, un vecino del barrio, quien añadió que desde el municipio tampoco riegan las calles a pesar que los camiones regadores pasan por la zona. “El cambio que nosotros quisimos al haber votado este gobierno no ha funcionado, yo fui uno de lo que los vote a ellos pero ahora me arrepiento de eso”, confesó ofuscado Morales.

Hubo varias promesas pero nada se ha solucionado, “durante más de dos semana que no salió ni una gota de agua”. Los vecinos también hicieron el debido reclamo ante las autoridades pertinentes, en este caso, la empresa Aysam, quienes, según los vecinos, derivaron el reclamo a la ciudad de Mendoza por desconocimiento de las causas de la faltante del vital elemento.

Por su parte, desde Malargüe a Diario consultamos al director de Obras Públicas, municipal, Horacio Marinaro, quien explicó que Aysam sería el que tiene que solucionar el problema, “nosotros podemos poner toda la mano de obra para hacer las conexiones, es más creímos que todo esto se iba a solucionar en la medida que los privados que tienen las conexiones para hacerla iban a poner la plata para los materiales de la obra. Hasta que los materiales no aparezcan nosotros no podemos hacer la obra, porque es una obra privada”.  A lo que agregó que “el problema es que la red que está ahí, en la Virgen de los Vientos, es una red de hace 25 años, con una cañería de 75 mm, en 20 años de gestión han dado factibilidad, han conectado a todo el mundo pero nadie hizo obras nuevas, les dan factibilidad a los privados y éstos tiene que hacer la obra, nadie quiere meterse la mano en los bolsillos y el municipio no está dispuesto a correr con esos gastos cuando tiene otras prioridades en general”.

Luego de la reunión que se llevó a cabo el pasado lunes entre personal de la empresa y vecinos, dialogamos con la concejal y vecina del barrio en cuestión Paola Paleico, quien afirmó que es de público conocimiento el hecho de que debe realizarse una obra con una gran inversión por el crecimiento demográfico y edilicio de la zona, “esa inversión no sabemos ni cuándo ni cómo va a llegar, nos cansamos de llamar y no han hecho nada, no toman el reclamo demasiado en serio, uno puede entender estar uno o dos días sin agua pero un mes no, no sin presión, sino directamente sin agua”.

También se planteó el hecho de estar pagando, como corresponde, las boletas de agua sin tener el debido servicio ya que las facturas se siguen emitiendo sin prestar el servicio.  Según lo expresado por la edil, y lo charlado en la reunión con empleados de la empresa, las obras que habría que realizar son dos, una perforación por una lado y, por el otro, ampliar las cañerías, ambas serían a largo plazo.  “Creemos que la gente de Aysam da prioridades a otros lugares, dejándonos sin el servicio a nosotros”, exhortó Paleico.

Al cierre de esta nota los vecinos ya tenían agua nuevamente en sus hogares, “apenas fuimos a la reunión no pasaron ni tres horas que volvió el agua, nos están tomando el pelo”, expresó una de las vecinas.

Comentarios