Los vecinos del barrio Nueva Esperanza resolvieron organizarse entre ellos, e intentar dar una posible solución a los diferentes hechos de inseguridad que se viven diariamente en la zona.

De la mano de Mirta Giménez, presidenta de la Unión Vecinal, se instauraron una serie de medidas desde principios del mes de noviembre, se reúnen diariamente a las 20 hs en la plaza del barrio y, además de hacer acto de presencia y hacer diferentes actividades con los niños, realizan algunas acciones que contribuyen con el mantenimiento y embellecimiento del espacio verde.

plaza nueva esperanza-navidad (5)

Malargüe a Diario dialogó con la Presidenta de la Unión Vecinal, quien comentó que desde que comenzaron a tomar estas medidas “hemos notado mucho el cambio, se ha mejorado mucho el barrio, no hay inconvenientes, todo bien por los menos hasta ahora. En las primeras reuniones éramos más de 100 vecinos, ahora comenzamos a rotarnos”.  Giménez también manifestó que han armado un grupo en las redes sociales y se mantienen comunicados en caso de notar movimientos extraños o ajenos al barrio, “es como una alarma comunitaria”, señaló.  Hasta el momento han mejorado la plaza, haciendo trabajos de pintura y mantenimiento

plaza nueva esperanza-navidad (6)

Consultada Giménez sobre su conclusión respecto de la reunión que se llevó a cabo la semana pasada con las autoridades policiales, admitió estar “muy desilusionada, todo mentira lo que te dicen, dijeron que iban a mandar móviles y hasta el día de hoy no hay ni un móvil, no han mandado nada”. También aseguró que a la prensa se les dice una cosa y a los vecinos otra, “ya no les creo nada”. A pesar del evidente descreimiento, nuestra entrevistada señaló: “Seguiremos trabajando en conjunto con todos los vecinos y sacando el barrio adelante”.

plaza nueva esperanza-navidad (2)

Por otro lado, la víspera de Navidad en el barrio Nueva Esperanza se vivió en un clima familiar y armónico, ya que se organizó una cena para celebrar entre todos los vecinos.   Cada uno colaboró con carne, ensalada, gaseosas y pan, fue una cena a la canasta y, en palabras de Giménez, “la señora Rosa Puebla y su marido donaron dos chivos”.

plaza nueva esperanza-navidad (1)

Los festejos se llevaron a cabo, como no podía ser de otra forma, en la plaza del barrio.  A los niños se les repartieron botas navideñas que contenían golosinas y juguetes; las madres del barrio estuvieron a cargo de la confección de las mismas y se pidió la colaboración a concejales y a los padres, para comprar el contenido, además de utilizar fondos de la Unión Vecinal.  “Pasamos una hermosa noche en nuestro barrio”, expresó Giménez.