El departamento más sureño de la provincia coronó anoche a su reina departamental de la vendimia. De un total de 105 votos la representante de La Escondida consiguió 43. Mientras que la representante de Ciudad obtuvo 30 votos.

La elección se realizó entre cuatro soberanas y cada una de ellas representó a un paraje de Malargüe: La Escondida, Río Grande, Río Barrancas y Ciudad. La votación fue mediante voto electrónico y pudieron participar los asistentes mayores de edad con números de DNI con terminación en 8,5,6 y 3.

La bella soberana que representará a Malargüe en la provincia tiene 22 años, color de ojos marrones, cabellos negros y una estatura de 1,65. Caren nació y creció en el Paraje que representó y actualmente estudia en Neuquén el profesorado en discapacidad neuromotora y es profesora de educación especial intelectual. Su papá es jubilado, su mamá trabaja en una escuela Albergue en La Escondida y tiene tres hermanos.

Caren-Rosas-y-Sol-Cabeza-re

Mientras que con un total de 30 votos resultó electa como virreina departamental de la Vendimia Sol Cabeza. La joven malargüina de 18 años representó a Ciudad, cursa el sexto año en la escuela Técnica Minera, suele participar en carreras de mountain bike y es hija de la Directora Municipal de Deportes Roxana Martínez.

En lo que respecta a en qué le gustaría trabajar Caren Rosas expresó que su principal objetivo es enfocarse en la inclusión y más aún en su Paraje, donde no hay escuela especial, ni docentes con esa especialidad. Como ella misma lo reconoce, la inclusión será su eje de trabajo en todos los sectores que pueda.

Un detalle no menor es que Caren Rosas era poco conocida en la ciudad de Malargüe y ella misma lo reconoce, por lo que se mostró sorprendida por el acompañamiento de Malargüe a la hora de elegirla como representante departamental de la vendimia.