Esta nueva ley trae incluidos cambios profundos en materia judicial para Malargüe, que gana autonomía con el asiento de nuevas dependencias judiciales en el departamento. Al respecto, la diputada Norma Pagés expresó: “Conseguimos en once meses lo que estaba pendiente hace veinte años. Malargüe tendrá un Juzgado de Garantías, Correccional y en lo Penal de Menores, una Fiscalía de Instrucción y en lo Penal de Menores y una Defensoría de Pobres y Ausentes en lo Penal y en lo Penal de Menores”.

Pagés, que había presentado un conjunto de proyectos pidiendo al Gobierno Provincial y a la Suprema Corte la instalación de juzgados en Malargüe, señaló que “El Gobernador ha venido a subsanar un problema de muchos años. Desde hace mucho tiempo desde diferentes ámbitos institucionales señalamos que el problema de  la inseguridad en Malargüe tiene mucho que ver con la falta de sedes judiciales de proximidad. En innumerables ocasiones, la resolución de hechos graves se ve dilatada por la distancia entre nuestro departamento y los juzgados en San Rafael, y eso atenta contra la buena administración de la justicia”.

En todos los casos, tanto en lo relativo al juzgado, como la fiscalía y defensoría tendrá que resguardar y garantizar la especialidad en menores. “Es muy relevante que esto haya quedado expresamente escrito en la ley. La participación de menores en hechos de inseguridad se ha incrementado y es estrictamente necesario que el Estado de respuesta este problema”, indicó la legisladora malargüina.

Con respecto a la aplicación de la ley y la creación de las oficinas judiciales, la diputada radical indicó: “Tenemos el compromiso del Gobernador de que durante 2017 las sedes judiciales van estar en marcha. Confiamos en que cumplirá la palabra empeñada y haremos todo de nuestra parte para que pueda ser así. Malargüe necesita presencia judicial de manera urgente”, finalizó Norma Pagés.